¡ME INTERESA! DESEO CONTACTARME
cerrar Gammavet
¡ME INTERESA!

Déjanos tus datos y un representante se comunicará con usted.
Nombre
Empresa
Email
Celular
MENU
Gammavet
MENU
Programa GammaYolk

La apariencia visual, especialmente el color tanto de la piel del pollo como del huevo, es una característica importante que muchas veces determina la elección o el rechazo del consumidor. Incluso, una buena pigmentación de patas y yema podría reflejarse en un mejor precio de venta en el mercado.

En la avicultura, el color amarillo está fuertemente asociado a una alimentación natural de las aves, que connota salud y frescura del producto. Sin embargo, actualmente, debido a los avances en nutrición y genética, las aves consumen menos alimento y en algunos casos están restringidos al acceso de fuentes naturales de pigmentación, por lo que los productores agregan pigmentante al alimento de las aves para alcanzar el color exigido por el mercado.

Pese a ello, en ciertas ocasiones, aun usando un pigmentante en la dieta, la piel del pollo o el color de la yema no muestran el color deseado.

Esto ocurre principalmente por tres factores:

a)    Tipo de carotenoide ofrecido a las aves y la concentración de este en la dieta.

b)    Estado de salud del ave, dado que cualquier enfermedad que disminuya el consumo de alimento provoca una ingesta menor de carotenoides. Además, un daño en la integridad de la mucosa intestinal disminuye la capacidad de absorción de las xantófilas dietarias.

c)    Nivel de grasa en la dieta, pues una correcta proporción de la misma asegura la absorción de carotenoides.

Para prevenir esta situación, se suele evaluar en campo el grado de pigmentación que van alcanzando los pollos conforme se acerque el momento de la saca. Para ello, se usa una escala de acuerdo al color de los tarsos y piel del pollo o yema del huevo que califica los diferentes niveles de pigmentación según la intensidad. Sin embargo, muchas veces la calificación varía según el ojo del evaluador, por lo que esta medición se vuelve subjetiva, y por tanto, no resulta tan confiable.

Gammavet cuenta con dos pigmentantes amarillos:

Gammagold en polvo y Gammagol LQ (versión líquida), ambos a base de Xantófilas 100% naturales de óptima biodisponibilidad.

Gammagold (Polvo):

  • Alto poder pigmentante
  • Extracto de Xantófilas Amarillas 100% naturales
  • Concentración estable de 40g/kg
  • Homogeneizado y saponificado > 95%
  • Probado y utilizado en todo el Perú

Gammagold LQ:

  • Versión Líquida al 1.5%
  • Extracto de Xantófilas Amarillas 100% naturales
  • Potenciador del color
  • Uniformiza el color de la piel del broiler y la yema del huevo
  • Nueva presentación en IBC x 1000 L

Gammavet se caracteriza por su servicio post venta diferenciado. Para el caso específico del Gammagold, recientemente se ha implementado una nueva herramienta de medición de color, poniéndola a disposición de sus clientes. Se trata del primer sensor inalámbrico de color desarrollado para evaluar objetivamente el grado de pigmentación de las aves de acuerdo al estándar requerido por cada cliente según su zona de comercialización. Gammavet brinda practicidad y rapidez en la entrega de resultados, garantizando la objetividad de los mismos, y con ello brindando oportunidades de mejora, ya que: lo que no se mide, no se puede mejorar. Este soporte post venta realizado de la mano con el cliente, les brinda oportunidades para mejorar la calidad y, por tanto, rentabilidad de la producción.

Pasos:

  1. Se descarga una aplicación disponible para Android y IOS.
  2. El dispositivo se conecta a un móvil vía bluetooth.
  3. Se escanea el color de la superficie a analizar.
  4. Se guardan los resultados en el móvil.
  5. Gammavet prepara un informe detallado con un análisis para cada cliente.
GAMMAGOLD®
GAMMAVET
GAMMAGOLD®
GAMMAGOLD LQ®
GAMMAVET
GAMMAGOLD LQ®